top of page

Entrevista a: Alba Cayuelas

La entrevista de hoy es especial por varios motivos. Alba Cayuelas fue, entre otras muchas cosas, una fuerza arrolladora de la naturaleza que ayudó a amarrar unos cimientos y a partir de ellos, creó un hermoso edificio de letras en el que tenemos la suerte de estar inmersas: la Asociación de escritores Murcia Romántica. Judith Romero Baeza, Ailina Shebelle y Aeryn Anders somos los otros dos colosos que sostienen los pilares con mimo, pero de nosotras ya os hemos hablado por aquí. Aunque seguiremos haciéndolo.


La Asociación agrupa a autores que escriben novela romántica, unidos bajo un mismo lema: llevar letras de amor a los corazones de las personas.

Alba, es una de esas escritoras y con sus historias, nos transporta. A donde ella quiere. Pero la dejamos, porque lo hace muy bien.

Su primera publicación: Esperando al viento, hizo realidad un sueño.


Bienvenida, Alba. Gracias por estar hoy aquí con nosotras, hablando de letras y de sueños.



Háblanos de cómo se gestó tu amor por la literatura. ¿Te recuerdas leyendo desde hace mucho?


Me recuerdo leyendo desde siempre, no hay ninguna época de mi vida que no recuerde con algún libro en las manos, gracias a mis padres, por supuesto. Los sábados por la mañana eran de visita obligatoria a la Biblioteca Regional, donde sacaba prestados los 5 que permitía mi tarjeta, y alguno más con la de mi madre o mi hermana, ¡jaja!

He de decir que, de pequeña, lo que más leía eran cómics, y la verdad es que tengo una colección bastante enorme de Mortadelo y Filemón. Recuerdo que, cada vez que íbamos a la playa, parábamos en un pequeño kiosko situado en la orilla de la carretera antes de llegar a Torrevieja para comprar algún ejemplar (o varios).


¿Cómo tomaste la decisión de publicar tu primer libro? ¿Lo creías posible?


Creo que más bien, en vez de tomar esa decisión, la decisión me encontró a mí. Cuando terminé el manuscrito de Esperando al viento se lo pasé al único escritor que conocía por aquel entonces, mi buen amigo Jorge Rodríguez Rueda, para que me diera su opinión. A él le gustó mucho y se la envió a su editor para que la valorara, quien unos días después contactó conmigo para ofrecerme publicarla.


Las reglas del traidor, tu última publicación, nos trae a una prota llena de sombras. Cuéntanos cosas de Roz y su oscuridad.


Roz es una chica que, por circunstancias de la vida, termina conviviendo y trabajando con un grupo de estafadores a lo Ocean’s Eleven, pero en plan familiar. Su manera de sobrevivir, de escapar de los demonios de su pasado, es dejar de ser ella misma para asumir los diferentes roles que le imponen sus trabajos porque, como ella misma dice, su verdadera «voz habla de dolor; de odio y de venganza. Esa voz es cruel, es oscura. Roz Miller no soy yo, pero es la que necesito ser. La forma más rápida de escapar de ti es fingir ser otro; porque es imposible convivir con alguien a quien odias, más si ese alguien eres tú mismo.»

Sin embargo, todo cambiará el día que vuelva a encontrarse con los Petrov, viejos conocidos a los que culpa de la muerte de su madre y entre los que se infiltrará, haciéndose pasar por otra persona, para vengarse de ellos.


¿Cómo surgió la idea de esta novela y para qué público va dirigida?


Las reglas del traidor surgió del concepto de la protagonista. Me atraía mucho la idea de un personaje que, siendo la misma persona, no fuera siempre el mismo. Es decir, que tuviera que asumir diferentes identidades y personalidades en función de su trabajo, todo muy llevado al límite, y lo que eso supondría para su verdadera forma de ser. Algunos lectores me han comentado tras leerla que, justo al principio de la novela, no sabían muy bien quién era la protagonista, por qué cambia de nombre o si se trataba de la misma persona; eso es precisamente lo que pretendía, pues es de esa misma forma como se siente Roz, sin saber quién es en realidad.

En cuanto al público al que va dirigida, se trata de una novela un poco más adulta que la anterior. La recomendaría a partir de 15 o 16 años, para lectores más maduros y que, además del romance, les guste el misterio y la acción.


Háblanos ahora de Esperando al viento, tu primera novela; la historia de Abby, de una gran pérdida, de cómo la vida te puede golpear sin piedad.


Esperando al viento surgió de un triste hecho real que me contaron un día, y de las emociones que observé a raíz de ello. Sí, es duro, pero lamentablemente el universo no decide llevarse siempre a personas mayores que ya han tenido una vida larga y plena. A veces ocurren accidentes a personas jóvenes, desgracias que no nos esperamos, que suceden sin ningún tipo de aviso previo y con las que tenemos que aprender a vivir y superar de alguna forma.

De eso trata esta historia, de una adolescente normal que sufre una trágica, inesperada y dolorosa pérdida, y de cómo debe hacerle frente, aprender a aceptarla y no culparse por ello.


¿Cuáles son tus fuentes de inspiración, Alba? Música, ilustraciones, la vida… Háblanos un poco de cómo riegas esa creatividad.


La inspiración puede surgir de cualquier cosa. Como he dicho, Esperando al viento está basada en un hecho real; Las reglas del traidor surgió de un personaje que se dedicaba a estafar; otra novela que ya está escrita y de la que aún no puedo contar mucho… nació del nombre de una persona real que me sugirió por casualidad una red social.

Y, sobre todo, de mis sueños. Suelo tener sueños muy locos y con muchos detalles, así que lo primero que hago al despertar es anotar todo lo que recuerdo en una nota en el móvil y, después, pasarlo a mi libreta de “futuros proyectos”, a la espera de que llegue su momento tarde o temprano, ¡jeje!


Eres la presidenta de la Asociación de escritores Murcia Romántica. ¿Por qué crear una asociación y cómo ha sido tu experiencia?


Lo cierto es que crear la asociación nos vino un poco “impuesto”. Me explico: en 2018, cuando volvió a organizarse la Feria del Libro de Murcia tras muchos años sin hacerse, la única opción posible para solicitar una caseta era constituir una asociación inscrita legalmente. Teníamos muchas ganas de participar, así que no nos lo pensamos mucho y nos tiramos de cabeza a la piscina. El resultado no pudo ser mejor: organizamos la primera caseta integrada exclusivamente por autores autopublicados en una Feria del Libro, la respuesta tanto de autores y lectores fue excepcional y tuvo un éxito abrumador.

Tras esa primera y fantástica experiencia, dimos un paso más empezando a organizar los cafés literarios mensuales Murcia in Love, los encuentros anuales Murcia Romántica y participando en varias ferias más, todas las que nos permiten. Esperamos seguir haciéndolo mucho tiempo más, y cada vez mejor.


En caso de apocalipsis zombie, si tuvieras que huir con una sola maleta, ¿qué meterías en ella? ¿Algún libro que iría allí apretado sí o sí?


Como buena conspiracionista que soy, todo el que me conoce sabe que primero metería en la maleta productos de primera necesidad: medicinas, comida, ropa de abrigo, armas (lo justo y necesario, porque todo el mundo sabe que hay que viajar ligero), y que llenaría el depósito del coche antes de que fuera demasiado tarde, ¡jajaja!

Pero sí, creo que, al final, quedaría algún hueco para meter algún libro: La historia interminable, La cabaña del Tío Tom o El diario de Ana Frank; estos dos últimos porque considero que este tipo de lecturas son las idóneas para que futuras generaciones sepan qué comportamientos o actuaciones nunca deberían repetirse en la historia de la humanidad.


En tu biografía hemos conocido que tu género predilecto es la fantasía, ¿te sumergirás en este género en tus próximos proyectos? Cuéntanos un poco de lo que está por venir.


Efectivamente, mi género predilecto siempre ha sido la fantasía (al leer), pero tengo la impresión de que estoy haciendo algo mal como escritora porque solo consigo escribir cosas totalmente opuestas, ¡jajaja!

Ahora en serio: a decir verdad, tengo escrita la primera parte de una saga fantástica que me gustaría poder publicar el próximo año (para eso primero tengo que escribir la segunda parte al menos, así que mucho ánimo para mí), y de la que solo puedo adelantar que la protagonista es una adolescente con una herencia familiar un tanto peculiar: es la hija de la Muerte.


Muchas gracias por responder a esta entrevista, Alba. Nos ha encantado conocerte un poco más y estamos deseando leer esas historias que vendrán dentro de poco.


Muchas gracias a vosotras por darme la oportunidad de realizar esta entrevista y que los lectores puedan saber un poco más sobre mí y mis obras.

Y también muchísimas gracias a todos los que han leído esta entrevista hasta el final y a los que se han interesado por alguna de mis novelas.

¡Espero no tardar tanto en publicar la siguiente!


↓↓↓

CONOCE A ALBA CAYUELAS Y SUS NOVELAS EN: albacayuelas.com

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page