top of page

Entrevista a: Alexandra M. Fynn

Bienvenidos a una nueva entrega de la sección de entrevistas de los viernes de la Asociación de escritores Murcia Romántica. En esta ocasión, os acercamos a las letras de nuestra socia Alexandra Martin Fynn, una escritora con un gran amor por la historia. Sus libros publicados hasta el momento, son: Serie Los MacLeod, compuesta por De Inglaterra a Virginia, Pintar en las sombras y Las brumas de la memoria. Amanece en el fuerte Patterson completa el listado de obras de esta escritora que estamos seguros os deleitará.



Vayamos por partes. Bienvenida, Alexandra, es un gustazo que nos hayas concedido este ratito para hablar con nosotras.

¡Buenos días! Muchas gracias por esta entrevista; es un enorme gusto conversar con vosotras.

Cuéntanos, ¿cómo te zambulliste en el océano de las letras? ¿Cuándo una lectora apasionada decide crear sus propias historias?


Siempre me gustó mucho narrar, desde que era pequeña. Primero tuve la oportunidad de hacerlo como dibujante de ficción, en el área audiovisual, y esa experiencia fue fascinante. Así que más tarde busqué plasmar las historias en palabras. Ambos formatos de expresión me apasionan.


De Inglaterra a Virginia, la primera entrega de la Serie Los MacLeod, es tu primer libro publicado. Un debut estupendo ya que quedó finalista en el VI Certamen Vergara-RNR. ¿Cómo afectó a tu carrera como escritora recibir esta mención?


El Certamen Vergara resultó un hito muy importante, porque me animó a continuar escribiendo. De Inglaterra a Virginia fue el encuentro entre dos áreas que me apasionan: la historia y la narración.


Este romance histórico nos trae a una protagonista de carácter, Anne McLeod, hija de un barón inglés que decide dejar las comodidades de su Inglaterra natal para hacerse cargo del rancho Eaglethorne, en la lejana Virginia. La decisión de Anne, para una mujer del S. XVIII, no debió de ser fácil. Cuéntanos qué le impulsa a tomarla y qué ocurre cuando se tropieza con Harrison Bradley.


Anne es una mujer fuerte que en nada se parece a otras jóvenes de la nobleza. Sus padres la han alentado a tener ideas propias, por lo que no se deja asfixiar por las convenciones de su época y situación social. Por ello, en lugar de aceptar un matrimonio que la hace infeliz, decide embarcarse hacia América, motivada por el deseo de iniciar una vida propia. Su encuentro con Bradley, un rústico criador de caballos, es un despertar a la oportunidad de encontrar el amor verdadero (a pesar de los desacuerdos iniciales entre ambos, por provenir de mundos muy diferentes).


En este libro también relatas una serie de injusticias que estaban ocurriendo a las personas que trabajaban en el rancho antes de la llegada de Anne. ¿Es esta historia también una denuncia a la sociedad de esa época?


Así es. Este libro está situado en la Norteamérica esclavista y la historia refleja algunas de las muchas injusticias que se produjeron en ese periodo. Sobre todo, porque Virginia fue uno de los estados más duros para los esclavos en los Estados Unidos. La novela está inspirada en la vida de personas que existieron en la realidad, como Harriet Tubman, una mujer que durante años ayudó a los esclavos a escapar de los campos de algodón.

La segunda parte de esta serie se titula Pintar en las sombras. Nos trae a Joanna, una mujer que debe llevar una doble vida para poder ejercer su pasión de pintar. En sus cuadros se escuda tras un nombre masculino para poder desarrollar su arte. ¿Era esta una realidad para las artistas de aquella época? ¿Crees que según en qué arte sigue existiendo una desigualdad de género en la época actual?


Joanna es un homenaje a las hermanas Brontë: Charlotte, Emily y Anne, que debieron usar nombres masculinos para que sus novelas pudieran ver la luz. Ellas fueron mi inspiración para honrar a las mujeres artistas de aquella época.

Sobre la desigualdad de género, creo que actualmente obtener logros en el ámbito artístico (tomemos como referencia la escritura) es difícil para todos. El periplo que supone acceder a los representantes literarios y a las editoriales, en un mundo en donde la cultura está tan mercantilizada, hoy afecta a ambos géneros por igual.


La tercera parte de esta apasionante serie es Las brumas de la memoria, un libro que se desarrolla en un escenario bélico lleno de misterio. La protagonista despierta en una tienda militar. No se acuerda de cómo ha llegado allí. A su lado, duerme un soldado herido. No tardaremos en descubrir que es el capitán Maximiliam McLeod, que va a protegerla de un futuro incierto en el que alguien intentará acabar con su vida. Cuéntanos cómo se encuentran Maximiliam y nuestra querida protagonista. ¿Qué supone para él esconderla en su tienda?


Él la encuentra en el campo, de noche, sola y al borde de la muerte y, sin dudar, la lleva al campamento militar para ponerla a salvo. Para él, tenerla en su tienda supone el peligro de ser descubierto y deshonrado por desobedecer las órdenes de su comandante de no alojar mujeres en el campamento. Pero, además, ella será para él una invitación a regresar al mundo de la vida y los afectos, algo para lo que el Capitán no está preparado.


¿Qué personaje has disfrutado más en la serie McLeod? ¿Cuál te ha resultado más difícil de retratar?


Entre los protagonistas, sin duda, al que más disfruté crear fue a Harrison Bradley (De Inglaterra a Virginia), por su desparpajo, ironía y espíritu libre. El humor tiene un lugar muy importante en mi obra, y él me permitió desplegarlo a gusto.

El más difícil fue Maximilian McLeod, porque es un hombre atribulado y taciturno, a causa del sufrimiento que le ha provocado la guerra, y mi ánimo es todo lo contrario. Así que fue un desafío ponerme en su piel.


Tu último libro, Amanece en el Fuerte Patterson, nos lleva a los Estados Unidos de América de 1803. Victoria Hill sueña con ser médica, como su padre, pero la sociedad de la época la obliga a ejercer la medicina en la privacidad del consultorio de su progenitor. ¿Qué supone para Victoria la aparición del capitán John Wyatt?


Victoria es una mujer que se niega a renunciar a su vocación de médica y que hará cualquier cosa por defender su sueño de ejercer el arte de curar. La sociedad de la época le impone una barrera infranqueable, pero ella no está dispuesta a darse por vencida y, por ello, acepta la propuesta del capitán Wyatt de acompañarlo al fuerte Patterson. Este está situado en una zona salvaje, en donde las leyes y los convencionalismos son diferentes a los de la ciudad. Allí ella se convierte en la encargada del hospital militar. Wyatt le ofrece a Victoria una vía para que ella cumpla sus sueños. Más adelante, él significará algo más…, pero eso se sabrá mientras avance la historia.


En todos tus trabajos vemos tu amor por la historia, tan bien documentada que tus páginas nos trasladan de manera fiel a la época en la que se desarrolla cada libro. Nos encantaría que nos contaras cómo realizas el proceso de documentación de tus obras.


La importancia que le doy al proceso de documentación está basada en mi compromiso de que quien lea mis novelas tenga acceso a datos reales sobre las épocas y lugares en donde se produce la narración. Cada libro tiene detrás muchas horas de lectura, viajes, visitas a museos y entrevistas con expertos que me permiten incluir detalles de la vida cotidiana y, de ese modo, tejer un escenario realista. Para documentarme, he desarrollado un método basado en mi formación como socióloga. Este consiste en pasos sistemáticos, en capas, que sirven para construir las bases del escenario en donde se produce la ficción. Me lleva mucho tiempo, pero disfruto el proceso.


Otra de las constantes en tus obras suele ser la figura de la mujer en una sociedad desigual para ambos sexos. ¿Qué podemos aportar los escritores en ese trabajo por la igualdad de género?


Nuestro aporte puede ser infinito. En mi caso, lo que busco es recuperar las figuras de mujeres que permanecieron en la sombra de la historia y que hicieron grandes aportes (como la primera médica estadounidense, Elizabeth Blackwell, en quien me inspiré para escribir Amanece en el fuerte Patterson).


Tus primeros libros están publicados dentro de la Selección RNR del grupo Penguin Random House. Después te lanzaste a un precioso proyecto de Creación de contenidos, del que nace Ediciones Simionema, con el que publicas tu último libro. ¿Nos podrías contar como ha sido tu experiencia en esto de la publicación tradicional y el por qué de dar el salto a crear tu propio sello editorial?


Publicar con Selección RNR supuso para mí un sinnúmero de alegrías y satisfacciones que siempre atesoraré. Mi editora y su equipo son personas estupendas y generosas a quienes aprecio mucho. Sin embargo, con Amanece en el fuerte Patterson quise hacer una inmersión en primera persona en el proceso editorial. La experiencia fue excelente: trabajé con un conjunto de profesionales de la edición que me hicieron valorar aún más el trabajo que supone «construir» un libro hasta que este llega a los escaparates. No descarto volver a trabajar con editoriales, pero estar en primera fila en el proceso de producción es bastante adictivo.


Háblanos de qué es la Creación de contenidos y en qué puede beneficiar a los escritores que quieran hacer su campaña de marketing digital.


La creación de contenidos es una estrategia de comunicación que consiste en ofrecer a los clientes reales y potenciales un beneficio, en lugar de instarlos a que hagan algo. Por ejemplo: a través de las redes sociales, un autor puede pedir a los lectores: «¡Comprad mi libro!», o puede ofrecerles periódicamente un contenido que pueda interesarles, sin intentar venderles nada (consejos de escritura, datos curiosos, pequeñas historias, etc.). De ese modo, lo que se busca es establecer con el lector una relación más profunda y a largo plazo, que lo acerque a nuestra obra de un modo más orgánico.


Ahora nos gustaría mucho que nos hablaras de tus próximos proyectos. ¿Continuarás la serie McLeod? ¿Seguirás trabajando la novela histórica?


La novela histórica es mi pasión, así que planeo continuar trabajando en el género por largo tiempo. Sobre los McLeod, dado que los libros de la serie se pueden leer de modo independiente, he coqueteado con la idea de escribir una continuación de De Inglaterra a Virginia, pero por ahora solo es un sueño. En este momento, me encuentro recorriendo otras tierras y décadas… (pronto habrá novedades).


Alexandra, muchas gracias por compartir este rato con nosotras y hacer de la historia una aventura alucinante. El equipo de Murcia Romántica te desea muchos éxitos.


¡Gracias a vosotras, siempre! Los escritores de novela romántica os debemos toda la energía, tiempo y esfuerzo que ponéis para apoyarnos en este hermoso camino de la escritura. ¡Un fuerte abrazo!

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page