top of page

Entrevista a: José C. Gimeno

Bienvenidos a una nueva entrevista de la Asociación de escritores Murcia Romántica. Hoy nos acercaremos a las letras de José C. Gimeno, escritor alicantino con un don de palabra espectacular. Cuenta con las siguientes publicaciones: Las llaves de mi memoria, Lágrimas de sirena, El valeroso rey de Monnuar y Delirios de una ninfómana.


Gracias por compartir este ratito con nosotros, José, es un placer tenerte hoy por aquí. Cuéntanos, ¿qué tal lleva este inicio de año el hombre detrás de las letras?


Pues el inicio está siendo igual de complicado que como despedimos el año, no obstante, no queda otra que mirar hacia adelante con esperanza. Es cierto, parece que los escritores vayamos detrás de las letras intentando organizar palabras que a su vez formen frases que en su conjunto den como resultado un relato, un artículo o una historia, lo fundamental es que sea lo que escriba valga la pena.


¿Qué es la literatura para ti? ¿Placer, compromiso social, una forma de vida?


Echando una mirada a través de los años, descubro que la literatura ha sido una fiel compañera en este intenso viaje llamado vida. Desde joven los libros me han acompañado allá donde o como estuviera; un libro o una hoja en blanco han tenido a diario su tiempo. Recuerdo con nostalgia que además fue mi asignatura favorita en el instituto, donde me permitió dar mis primeros pasos como escritor. De unos años a esta parte, desde que me atreví a publicar, ha cobrado mayor protagonismo por la implicación que ello conlleva.


Las llaves de mi memoria es tu primer libro publicado. En ella encontramos la historia de Antonio, contada con ternura en primera persona. Un protagonista especial porque sufre la enfermedad de Alzheimer. Cuéntanos, ¿qué te llevó a escribir esta historia?, ¿y posteriormente a publicarla? ¿Ha sido difícil manejar un protagonista así?


Por aquel entonces mi mujer estaba a cargo de una persona afectada por dicha enfermedad, alguien que conocí en sus mejores tiempos. Me afectó muchísimo ver como se marchitaba su vida. La mente me devolvió del recuerdo a mi abuelo Antonio cuya vida también se fue apagando a causa de una demencia senil. De los muchos momentos vividos con él y la posterior investigación, salió esta novela en donde el Alzheimer no es más que la excusa para contar a través del recuerdo una historia de amor.

Quizás por lo duro que fue el proceso de investigación con varias visitas a centros especializados y residencias, decidí escribir esta historia en primera persona para que resultara más cercana. Las llaves de mi memoria no es más que un viaje constante al recuerdo, en donde con cada nuevo síntoma que aparece, acompañamos a Antonio por su apasionante vida.

Una vez terminada hice como siempre, enviarla a un certamen literario. Hasta entonces después del certamen mis escritos se archivaban definitivamente en el cajón de los sueños sin ningún interés por publicar. Fue la organización de ese certamen quien despertó ese interés de que Las llaves de mi memoria vieran la luz y entonces cambió todo, porque mucha gente descubrió de la mano de Antonio, que el Alzheimer puede dejar en blanco la mente, borrar los recuerdos e incluso matar la razón, pero jamás podrá con la ilusión y el amor.


«Lágrimas de sirena es una novela con la que se te encogerá el corazón, para volver a latir desbocado». Así reza la sinopsis de tu novela Lágrimas de sirena, en la que se entrecruzan las vidas de Julia, Kiko y Esperanza, tres personajes con situaciones complicadas. ¿Qué provocará que sus destinos se encuentren bajo la mágica luz de la luna llena?

La serendipia. La serendipia es la responsable de que nuestros protagonistas acaben conociéndose en un momento especial para ellos y en un lugar determinado, y es desde ese momento cuando sus vidas dan un giro tan brusco que, esa amistad crea un vinculo tan fuerte que a veces ni la propia sangre es capaz de hacer los sacrificios que son capaces de hacer los unos por los otros.

La magia de la luna nos la vuelve a presentar el narrador, que además es actor secundario de esta historia y que no es otro que Antonio. Está ambientada como es lógico en un tiempo anterior, a pesar de que es publicada después de las Llaves.

Aunque tienen cosas en común son dos novelas independientes y autoconclusivas. Lágrimas de sirena es mi particular homenaje a todas las mujeres valientes y guerreras que se enfrentan a un cáncer de mama, en especial a mi hermana Lucía, mi sirenita, principal fuente de inspiración en esta novela.


Delirios de una ninfómana es una apuesta atrevida que, tras ese título directo y tacón rojo rotundo, esconde mucho más de lo que parece. ¿Quién es María, su protagonista? Y Thiago, ¿qué le ocurre para que su vida se vuelva del revés?


Delirios de una ninfómana es un guiño al erotismo, pero va más allá, porque esconde una realidad social muy seria que es el maltrato a una mujer, en este caso a María. El problema surge cuando es Thiago, su pareja, el principal sospechoso. Mientras está detenido conoce a Remediet, un fantasma que le ayuda a escapar de la situación, y junto con una confusión de fármacos trato de dar un toque divertido a un tema tan complicado.

En Delirios de una ninfómana las cosas no son siempre lo que parecen.


El valeroso rey de Monnuar, es un cuento infantil que nos acerca a los desfiles de gigantes y cabezudos. ¿Nos hablas un poco de esta historia? ¿Por qué escribir para el público infantil?


Son muchos los relatos o cuentos infantiles que tengo escritos, algunos de ellos incluso premiados, como es el caso de Frasquita, que ganó el premio en un certamen de Palencia, y que siempre han surgido de la imaginación al servicio de los hijos. Cuentos que inventaba de manera verbal para acompañar a mis hijos hasta el sueño y que en alguna ocasión han acabado impresos en papel.

En El valeroso rey de Monnuar cuento la vida de Pere Masa, que es un personaje muy querido en Monóvar por todos los niños, porque es un gigante que acompaña junto a su mujer Betriu Carrós a los cabezudos de mi pueblo.

El valeroso rey de Monnuar es un cuento histórico que describe los valientes actos de Pere Masa en defensa de la igualdad y contra la discriminación. Y los pasacalles de gigantes y cabezudos de hoy en día son un homenaje a esa victoria con la que el rey derrotó al odio, el racismo y la xenofobia hace ya más de quinientos años.


De todas tus novelas, ¿tienes algún personaje que te haya enamorado especialmente a la hora de escribir su historia?


Sin duda alguna Antonio, pienso que incluso en algún momento se convierte en una especie de alter ego.


¿Cuáles son los ingredientes fundamentales de un libro para que lo leas de principio a fin? ¿Y los ingredientes esenciales de tus propias historias?


Para ser sincero, siempre leo todos los libros de principio a fin. Jamás me he dejado un libro a medias, por mucho que alguno se me atragantara. Al final más de uno me ha sorprendido gratamente y ha ratificado que los libros se juzgan al final.

Los ingredientes de mis historias son muy sencillos. Fundamental la imaginación, es imprescindible para escribir historias. Importante para mí expresar los sentimientos con naturalidad, sin tapujos. Soy un romántico, eso no lo puedo ocultar, quizás por eso mis historias están llenas de amor y ternura.


Si tuvieras que elegir un personaje de alguna novela que hayas leído para meterlo en uno de tus libros, ¿cuál sería?


No tengo ninguna duda para responder a esta pregunta: Don Quijote de la Mancha.


¿De dónde coges tu inspiración, José? Música, imágenes, la vida… Chívanos algún secreto.

La inspiración surge o no surge como es el caso últimamente. Esta situación tan complicada también influye en esto, sin embargo, yo siempre que puedo me escapo a buscarla cerca del mar.


¿Alguna vez te ha ocurrido el llamado «bloqueo del escritor»? Si es así, ¿nos cuentas algunos trucos para combatirlo?


Como dije en la anterior pregunta, situaciones de estrés o circunstancias ajenas que no puedes controlar pueden provocar bloqueo. El confinamiento alteró m


is costumbres y provocó en mí una necesidad imperiosa por leer y ninguna gana por escribir.

Otras veces, como es en mi caso, me tomo un tiempo de descanso al finalizar una novela para desintoxicarme, pero si ese periodo se alarga en el tiempo puede ser peligroso. Yo procuro escribir, aunque sea un ratito todos los días, como el ciclista que sale todos los días a rodar, aunque en muchas ocasiones ese entrenamiento acabe en la papelera de reciclaje.


Para esos escritores con ganas de lanzarse a este mundillo de escribir y publicar, ¿qué consejos les darías?

Que controlen el miedo. Ese miedo que en algún momento nos ha tenido a todos atenazados. Mi consejo es que tengan valor para saltar al vacío. Yo tuve miedo de que la gente me leyera y por eso no publicaba. Ahora que ya soy un autor con varios libros en el mercado tengo miedo de que nadie me lea. Sigo intentando controlar mis miedos.


Por último, lo más importante. Estamos deseosas de saber en qué estás trabajando ahora. ¿Nos cuentas un poquito?


Sigo con mis normas autoimpuestas y tengo presentada a un certamen literario una novela recién salida del horno titulada La Tribu de los Ahavá. Es una novela histórica cuyo protagonista es Dimas, conocido popularmente como el Buen ladrón, que murió en la cruz junto Jesús. Es una historia de amores imposibles en aquella época: amor a Dios, amor a la patria y amor a una mujer y como eso llevó a tres personajes a morir en la cruz.


José, muchas gracias por contestar a estas preguntas. Deseamos que en este 2021 veas cumplidos unos cuantos sueños más. Un abrazo del equipo Murcia Romántica.


-------------------------------------------------------------------------


José C. Gimeno es un autor de Monóvar, ciudad natal de Azorín. Desde siempre le ha gustado escribir, y un día se lanzó con Las llaves de mi memoria, tiempo después publicó Lágrimas de sirena, que estuvo por mucho tiempo guardada en un cajón.

Se considera un autor diferente, con un estilo propio, claro y conciso.

54 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page