top of page

Entrevista a: Santiago Samper

Hoy traemos una nueva entrega de nuestro ciclo de entrevistas a socios de la Asociación de escritores Murcia Romántica. Contamos con el placer de entrevistar a Santiago Samper, autor de la obra Los juerguistas jamás se enamoran.


Bienvenido, Santiago. Gracias por responder a estas preguntas que te hacemos para conocerte un poco más. Los juerguistas jamás se enamoran ha sido tu debut en el mundo de la publicación literaria. Cuéntanos cuándo surgió este deseo por publicar esta historia y de dónde viene tu amor por las letras.



¿Ha cumplido el proceso de publicación tus expectativas? ¿Cómo ha resultado ver tu bebé literario disponible para el público?


Ha sido una publicación totalmente independiente, de mi bolsillo y de mi trabajo. Ha sido una obra a la que le he puesto tanto, que si en su lugar hubiese dedicado ese tiempo a sacarme una oposición estaría ya listo de papeles… Jejeje. En cuanto a lo del bebé literario, bueno, muchos amigos lo han leído, y en cuanto a ellos, siento la responsabilidad de que no les aburra. Y luego te encuentras gente que no conoces y que lo ha leído, y eso es rarísimo, la verdad.

¿Qué ha sido más difícil para ti, escribir esta historia, darla por terminada, corregirla o seguir los pasos necesarios para verla publicada? ¿Cuáles han sido tus principales apoyos en todo ello?


Apoyos, ninguno. Te lo digo: esto ha sido un sacrificio brutal. La edición, las ideas para el tráiler, la portada… ha venido todo de mi cabeza. Claro que me ayudó Alberto Bravo a hacer un pedazo de tráiler y portada, pero ha sido un libro escrito casi en silencio. Poca gente sabía de mi afición a escribir y muchos aún se sorprenden. Y lo más difícil… Bueno, supongo que verla publicada, si tengo que elegir entre esas tres, pero sobre todo las ganas de verla brillar y el no tener la capacidad de ver hasta donde brilla realmente, o si llega a brillar de verdad.

Ahora nos gustaría hablar de Los juerguistas jamás se enamoran. En esta historia nos trasladamos al reino de Eindhoven. Cuéntanos el porqué de la elección de esta ubicación y si es real o ficticia.


Estaba en el aeropuerto de Eindhoven, Países Bajos, cuando me decidí por ese nombre. Y la verdad es que Eindhoven es un lugar que existe, no como en la novela, pero es una ciudad en los Países Bajos. Mi versión es ficticia, claro. Yo quería hacer una sátira social en la que poder burlarme de los políticos más populistas de Europa. En Reino Unido vemos al Brexit, en Polonia la extrema derecha campa a sus anchas, en Italia lo mismo… Yo quería crear un país ficticio que representase a Europa, España y a sus politicuchos charlatanes, que no son otra cosa que juerguistas… (de ahí el nombre).

El personaje principal es Bárbara de Álava I Gutiérrez, una princesa antimonárquica con mucho genio. ¿Quién es Bárbara y por qué elegirla para narrar esta historia?


Bárbara está inspirada en una persona real… Bueno, en varios, la verdad. Por otra parte, siempre he sido muy fan de Alicia en el País de las Maravillas. Yo quería hacer mi propia versión de Alicia, ya que Bárbara a veces se transporta a un mundo que solo existe en su mente. Al mismo tiempo, quería hacer una vez más crítica social. Bárbara es una antiheroina, y si buscamos a una princesita rubia con padres que tienen que maquillar sus evidentes asuntos internos, no tendríamos que cambiar mucho de país…


¿Ha sido difícil construir esos personajes degradados que indicas al inicio de la historia? ¿Cuál ha sido el que te ha supuesto una mayor dificultad? ¿Con cuál te has sentido más a gusto?


No ha sido difícil en absoluto, porque todos los personajes son como pequeños alter-egos de mí mismo. A Tamara por ejemplo le encanta comer, y a mí también, pero luego la pobre se siente culpable. Bueno, yo cojo ese aspecto y con eso creo un personaje, que luego adapto a las circunstancias de la historia, por lo que al final, es un placer escribir de esa manera; los personajes cobran cierta realidad y no supone jamás un problema.


Algo que nos resulta muy curioso, es el reto que propones al inicio del libro. ¿Se lo cuentas a nuestros lectores?


Este es un libro muy experimental. Quería huir de la novela de A a B. Quería que fuese algo fácil de leer, pero tengo el defecto de querer reinventar la rueda, cuando la rueda está perfecta como está… En fin, la obra se puede leer desde varios puntos de vista distintos, porque la protagonista tiene algunos problemas para distinguir lo real. Cuando el lector lea esta obra, va a estar todo el rato preguntándose… “espera… ¿esto es real o no?”. Bueno, está escrita de tal manera que pueda ser leída a partir de cinco realidades distintas.


En esta primera publicación tuya se respira un importante aire a crítica social. De hecho, hablas de la libertad en ese prólogo misterioso, un derecho puesto en tela de juicio en esta sociedad. ¿Cuál es el mensaje que quieres trasmitir con tus letras? ¿Crees que los escritores tenemos un compromiso moral con aquello que escribimos?


Los escritores metemos al lector en nuestro punto de vista moral. El mensaje principal de este libro es… ¿qué es la libertad? Y yo la verdad, no tengo la respuesta. Yo lanzo la pregunta. ¿Es lo políticamente correcto necesario o es la censura un medio para proteger a quienes la sociedad trata de manera injusta? ¿Está todo justificado para ser feliz, incluso si es malo para nosotros? ¿El dinero da la libertad? ¿Cada uno debe de hacer con su cuerpo lo que quiera, o hay un límite para ello? Yo aún no tengo ni idea, pero lanzo las preguntas para que el lector se coma un poquito el coco, que para eso está leyendo, para ejercitar la mente.


La historia de Los juerguistas jamás se enamoran, ¿está orientada a alguna edad en concreto? ¿Tienes este dato en mente cuando escribes una obra?


Claro que sí. Este libro lo puede leer cualquiera que le guste, para empezar, la crítica social y política. Lo puede leer cualquiera que esté interesado en la novela romántica, la comedia y el drama. Está marqueteado de tal forma que llegue a un público Young-adult, pero estoy seguro de que una persona a la que le guste la filosofía y la política, sea o no joven adulto, podrá disfrutarlo. Y sé que lectores con formación académica literaria podrán ver más allá de lo que a simple vista se lee.

¿Crees que la literatura y el arte son un buen vehículo para invitar a la reflexión, para hacer del mundo un lugar mejor? ¿Por qué?


Claro que sí. Para mí un buen libro tiene que hacerte pensar. Yo leo porque el tiempo que empleo en ver videos de gatos me hace más idiota. ¿No será mejor emplear el tiempo de estar dándole que te pego a las redes sociales en coger un buen libro? ¡Menos videos de perritos con bebés y a ejercitar esos cerebros, que si no, se nos atrofian! Yo lo tengo claro. Pero, al fin y al cabo, el esfuerzo intelectual es un esfuerzo. Vídeos de gatos 1, literatura 0.

Viajar es otra forma de escribir grandes capítulos en la historia de tu vida. Una frase que encontramos en tu cuenta de Instagram. ¿Dónde encuentras tus fuentes de inspiración? ¿Crees en las musas, en la constancia o en un cóctel explosivo de ambas cosas?


Se me había olvidado esa frase… pero es que es verdad. Dime tú a mí, si tuvieras que escribir la historia de tu vida… ¿cómo de emocionante te gustaría que fuese? Viajar es un capítulo que tú escribirías, porque al viajar normalmente sales de tu zona de confort y ocurren cosas chulas. En cuanto a la inspiración, en todo. En sucesos personales, en ideas que me vienen a la cabeza y luego transformo, en canciones, en miles de cosas. Ideas tengo para dar y regalar. Ahora, lo importante es que sean buenas, algo que puede que nunca llegue a saber.

La normalidad. Ya no me acuerdo cómo era. Otra de tus reflexiones en redes sociales con la que muchos nos sentimos identificados. ¿Qué huella ha dejado en ti esta crisis del coronavirus?, ¿ha dejado su impronta también en tus letras?


He tenido tiempo de escribir nuevas cosas. Pero me gusta escribir y dejarlo reposar para que luego, dentro de un tiempo, vuelva a leerlo y yo mismo pueda darme cuenta de lo ridículo o lo bien que suena. Pero en otros aspectos, no mucho, la verdad.

Después de esta experiencia, ¿qué orientaciones le darías a una persona que quiere escribir y/o publicar su primera historia?


Que lo haga porque lo necesita. Sin más. Que lo haga porque quiera contar algo que realmente no puede contar de otra manera. Y que… ¡Suerte y al toro!


Ahora nos gustaría que nos contaras algo del Santiago fuera de las letras. ¿Nos cotilleas un poquitín?


Jejeje, no me gusta mucho hablar de mí mismo, pero no vivo en España desde hace un tiempo. Soy profe y escribo para no quedarme calvo, porque te digo yo, que esto de la enseñanza es precioso, pero para la cabeza no es sano. También he estado haciendo música durante muchísimos años, muchos de ellos de forma profesional, pero he tenido que parar por el país en el que estoy y por el virus. Estudié Estudios Ingleses en Murcia, (soy de allí), y hablo español, inglés y francés.


Cuéntanos cuáles serán tus próximos proyectos y por qué género literario te moverás.


Ya estoy escribiendo algo nuevo, más convencional. No tanto reinventar la rueda. Quiero que sea original pero más accesible. Y esta vez irá dirigido a un público muy específico, pero no puedo revelar mucho más. Por ponerte una comparativa, en el cine tenemos cine de merchandising (Star Wars, Harry Potter), hecho para vender juguetes y disfraces, lo cual no le quita calidad. Luego tenemos cine serio, que trata de contar una historia madura (La vida es bella, El Padrino). En la literatura pasa igual, y esta vez quiero probar con algo de literatura de merchandising… No sé si sabes por dónde van los tiros.


Y ahora unas pocas preguntas rápidas, ¿estás listo?


Dale.


· Luz u oscuridad: Oscuridad

· Para tomar aquí o para llevar: Para tomar aquí.

· Una comida favorita: Raclette suiza.

· Si tuvieras un superpoder, ¿cuál querrías que fuera?: Salud infinita.

· Si tuvieras que salvar tres libros de tu estantería, ¿cuáles cogerías?: Harry Potter y la Piedra Filosofal, Manolito Gafotas (Yo y el Imbécil) y Los Miserables.

· Un sueño por cumplir: Tener un perro y llamarlo Dobby.

· Un error cometido: Mentirme por mi propia comodidad.

· Una palabra que te defina: Despistado.

· Una (o más) personas con las que perderse en una isla: Con amigos.

· Negra o erótica: Negra.

· Algo que odies: La gente que te lanza indirectas de forma desagradable.

· Algo que ames: Comer.


Muchas gracias por saciar nuestra curiosidad y acercarnos un poco más a ti. La Asociación de escritores Murcia Romántica te desea muchos éxitos.


¡A las letras!

42 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page